¿Cómo hacerles comprender la nueva situación?

Cualquier cambio familiar afecta a los niñ@s, la ruptura del matrimonio conlleva un proceso de adaptación que puede ser difícil para los hij@s.

Sin embargo, estos nunca deben ser considerados demasiado jóvenes para poder tener una explicación sobre la separación de sus progenitores. Los niñ@s con edad suficiente para reconocer la existencia individualizada de sus padres deben ser informados sobre la separación de los mismos.

Con frecuencia, estos no manifiestan abiertamente su aflicción ni son conscientes de los cambios que va a suponer para ellos la nueva situación. Por ello, los padres deben de ser claros y concisos a la hora de explicar a los niñ@s lo que va a pasar, y hacerlo de manera que lo puedan entender. El modo variará según la edad, la madurez y comprensión de cada niñ@. Pero, sin duda, lo peor que se puede hacer es intentar que los hij@s no se enteren, o que no se hable del tema.

La explicación de la separación a los hij@s es un momento muy duro para los padres, por ello no es inhabitual que surjan innumerables resistencias que deben ser vencidas mediante una preparación conjunta de ambos progenitores.

Explicar de forma clara y directa que la ruptura es entre los padres, puede suavizar el miedo, casi universal, de que si los padres pueden separase entre ellos también pueden separarse de sus hij@s.

No imputar la culpa a ningún progenitor, ni directa ni indirectamente, permite que los hij@s no tengan que tomar partido ni etiquetar a uno de sus padres como bueno y a otro como malo.

Es importante enfatizar el hecho de que la decisión de la separación es meditada y firme, que no existe vuelta atrás y que por lo tanto los hij@s no pueden hacer nada para que sus padres vuelvan a unirse.

También es necesario dar a los niñ@s una visión de lo que va a pasar en el futuro. Ser realistas y centrarse en áreas de gran interés como los posibles cambios en planes de vida o escolares.

Por último, hay que animar a los hij@s para que hagan todas las preguntas que les permitan aclarar sus dudas sobre la nueva situación familiar.

En resumen los niñ@s tienen que saber tres cosas:

  • Que siguen teniendo la protección de las personas que ejercen el rol parental:
Los niñ@s pequeños pueden tener problemas con esto. Después de todo uno de sus padres se va a marchar. Los niñ@s pueden cambiar de casa o de colegio, necesitan saber qué sucede con todos los cambios y asegurarles que ambos siguen estando ahí.

  • No es su culpa:
Los niñ@s no tienen conocimiento de la relación del matrimonio ni de las causas reales de su ruptura. Pueden magnificar lo que sienten con el fin de parar una separación o intentar asumir la responsabilidad. Los niñ@s necesitan entender que no son la causa de esa separación, que no tienen que tomar partido, que sus padres les quieren y que seguirán formando parte de su vida.

  • Podrán ver a sus padres:

La familia que ellos conocen va a cambiar, todo será diferente. Los cambios van a ser muy grandes para los niñ@s, su rutina, el día a día se vuelve muy importante. Por tanto, es conveniente dejar claro a los hij@s que seguirán viendo a sus padres a menudo y con regularidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en este enlace para mayor información.

ACEPTAR