21 de enero de 2017

21 de enero – Día de la Mediación

La entidad, pionera en mediación familiar, reclama una mayor divulgación y reconocimiento de esta forma de resolución de conflictos alternativa a los procesos judiciales

La Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) ha analizado las perspectivas de la mediación desde el ámbito de las familias durante la jornada organizada el 21 de enero por el Ministerio de Justicia bajo el título del ‘Día de la Mediación: Balance y perspectivas’.

CarlosAbril_Jornada_MJUComo organización experta y pionera en mediación familiar en España, UNAF solicitó asimismo al Ministerio de Justicia su apoyo en la extensión de la mediación y en el reconocimiento de la misma mediante la declaración del 21 de enero como Día Europeo de la Mediación.

Esta petición de apoyo al Ministerio se realiza tras la campaña de comunicación puesta en marcha en los últimos años por UNAF, junto a otras organizaciones expertas, para reivindicar este día conmemorativo a nivel europeo y tras solicitar formalmente a la Comisión Europea su declaración oficial, coincidiendo con la fecha de aprobación de la Recomendación R (98) 1 sobre Mediación Familiar por el Consejo de Europa.

La petición de UNAF tiene como objetivo “lograr un mayor reconocimiento de la mediación como vía pacífica de resolución de conflictos, alternativo a los procesos judiciales y con importantes ventajas, tanto por la reducción de los costes emocionales y económicos como por sus resultados y eficacia, dado que los acuerdos provienen de las voluntades libremente expresadas y del consenso entre las partes”.

La participación de UNAF incluyó además la presentación de las conclusiones del Informe ‘Valoración sobre la Mediación Familiar en España’, elaborado por el grupo de trabajo promovido por esta entidad y compuesto por diversas organizaciones implicadas en el ámbito de la mediación.

Dicho informe refleja el interés colectivo por el desarrollo profesional efectivo y competente de la mediación familiar, haciendo especial hincapié en la necesidad de requisitos formativos homogéneos en las diferentes Comunidades Autónomas y la exigencia de un tiempo mínimo de formación, superior al actualmente contemplado en la ley nacional.

El informe también propone la creación de un colegio profesional para la homologación de la profesión mediadora, advierte de la “incompatibilidad absoluta y taxativa para desarrollar la mediación en casos de violencia” y critica la escasa atención a la discapacidad y a la dependencia en la legislación y en los programas formativos de mediación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en este enlace para mayor información.

ACEPTAR